Ciencia
Que la diabetes no sea una excusa, ¡ejercítate!
octubre 30, 2017
0

Que la diabetes no sea una excusa, ¡ejercítate!

Sin lugar a duda, el ejercicio ayuda al control de la diabetes. El ejercicio aeróbico moderado puede ayudar a bajar tu glucosa en la sangre. Sabemos que el deporte es indispensable, pero ¿se puede realizar cualquier tipo de entrenamiento? La respuesta es acertada, pero debemos tener consideraciones en cuenta, ya que la duración e intensidad juegan un papel fundamental en los niveles de glucosa.

shutterstock_6658576 2.jpg

Preparación

Antes de empezar a realizar una actividad física, es importante siempre tener control de los niveles de glucosa en la sangre. Estos son algunos indicadores de bienestar:

Si la glicemia (cantidad de glucosa contenida en la sangre) se encuentra por encima de 250 mg/dl se contraindica el  ejercicio.

Si la glicemia se encuentra por debajo de 150 mg/dl se deberá consumir azúcar antes de empezar la actividad física.

Recuerda consultar con tu médico antes de empezar cualquier rutina.

Acerca de la actividad física

Existen 2 tipos de ejercicios:

Ejercicios aeróbicos:

Usualmente son entrenamientos cardiovasculares, como caminar, correr, nadar, patinar, bailar, montar en bicicleta o aerobic.

Este tipo de actividad física promueven un mayor consumo de glucosa que ayuda a descender los niveles de la misma.

Estos ejercicios se pueden practicar entre 4 y 7 veces por semana.

Es importante trabajar los grandes músculos, las piernas, brazos y abdominales.

El calentamiento es esencial, así que procura realizar de 5 a 10 minutos del mismo.

Estos son  los ejercicios más recomendados para la prevención y tratamiento de diabéticos:

  1. Natación
  2. Caminata
  3. Correr
  4. Bailar
  5. Ciclismo
  6. Lo ideal es elegir ejercicios en los que se utilizan todos o varios grupos musculares, para no sobrecargar el trabajo físico en zonas específicas.

shutterstock_79192471.jpg

Ejercicios anaeróbicos:

Son los que se realizan con una intensidad moderada, que no permite una disponibilidad suficiente de oxígeno. Son ejercicios que trabajan la tonificación y fuerza muscular como el levantamiento de pesas, la gimnasia o el judo.  Estos ejercicios promueven el consumo de glucosa en menores cantidades.

Este tipo de actividades no son recomendables. Elevan los niveles de glucosa y por ende se vuelve perjudicial para el diabético ya que se convierte en una tarea difícil regular por sí solo.

¿Cuál es el mejor momento para hacer ejercicio?

El mejor tiempo es cuando tú puedas hacerlo, no trates de buscar una hora determinada, esto solo afectará tu planificación diaria y eventualmente dejarás el nuevo hábito, lo importante es buscar el momento más idóneo en tu agenda.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: